Otro grave caso de inseguridad es investigado por estas horas por la Justicia y la Policía. Se trata de la muerte de Luisina Rodríguez de 32 años, quien falleció antes de la medianoche del sábado en el hospital Cullen tras haber sido abordada por motochorros mientras ella transitaba en bici.

El hecho ocurrió alrededor de las 18 en Facundo Zuviría y Gutiérrez, en barrio Fomento 9 de Julio. La joven a esa hora iba en su rodado cuando fue sorprendida por al menos dos personas que intentaron quitarle una riñonera. Estos sujetos iban en moto. "Luisi", como le dicen sus amigos, cayó en el asfalto.

Él o los asaltantes se fueron sin robar sus pertenencias. Al parecer se dieron cuenta de la magnitud del daño que habían causado: la chica estaba desvanecida en el piso. No queda claro todavía si le pegaron en la cabeza o ella se golpeó en la caída al resistirse.

"Está claro que fue en un contexto de robo o de tentativa de robo", señalaron fuentes de la investigación.

Lo cierto es que los maleantes huyeron del lugar. Y los vecinos se acercaron a socorrerla. En el nosocomio, "Luisi" agonizó durante casi seis horas.

Tras conocerse las características del hecho, el caso fue derivado a la fiscal de homicidios, quien solicitó las imágenes de las cámaras de seguridad, ordenó la realización de entrevistas a vecinos, transeúntes y a la familia. También ordenó la autopsia y todas las medidas de rutina.

Ola de robos

En el lugar donde ocurrieron los hechos, vecinos de barrio Fomento 9 de Julio relatan que en las últimas semanas comenzaron a notar un crecimiento en la cantidad de robos.

Germán, un vecino dijo a UNO Santa Fe: "El caso de esta chica nos heló a todos. Yo suelo sacar a pasear el perro y veo que hay arrebatos de parte de gente que anda en motos. A mi mujer la asaltaron en la otra esquina - Facundo Zuviría y Quintana - hace unos años, y desde ese momento no puede andar tranquila".

"Acá en la avenida roban todo el tiempo a cualquier hora. Lamentablemente a mi señora la acompaño a tomarse el colectivo porque no puede andar sola, sabe que es carne de cañón", explica Raúl, taxista y habitante del barrio.

Por otro lado, otras vecinas relataron: "Sabemos que un rato antes de que la roben a la chica, los mismos motochorros asaltaron a una señora grande que esperaba el colectivo sobre calle Colodrero - a dos cuadras -, y dieron la vuelta para arrebatarle la riñonera. En las cámaras de la avenida debe estar todo grabado".

"De lunes a viernes nos sentimos seguras de tomar mates en la vereda porque la carpintería tiene guardias de seguridad que están afuera y hay mucho movimiento por los negocios que están abiertos, pero los fines de semana tratamos de no salir. Con esto que pasó tendremos más cuidado", agregó María, otra vecina.

Cristina por su parte lamentó: "Mi mamá asistió a la chica cuando estaba herida en la esquina. Fue un momento de mucha tristeza. Me pone la piel de gallina porque me podría haber pasado a mi. Siempre paso en bici por ese mismo lugar".

No es la primera vez

El caso recuerda al crimen de Marianela Brondino ocurrido el 28 de abril de 2010 en Gorostiaga al 1900. La joven de 25 años regresaba a las 20.30 en bicicleta de la panadería en la que trabajaba a su casa en barrio María Selva donde su madre la esperaba con la comida lista cuando dos hombres en moto la tiraron del rodado para robarle la cartera.

Marianela quedó en coma cinco días hasta que finalmente falleció producto de las severas lesiones en la cabeza que tuvo a partir de la caída. El impacto, según dijeron testigos, se sintió fuerte. Eso no le importó a los delincuentes que, con total impunidad se bajaron, le robaron la cartera a Marianela y con saña la golpearon.

Graciela Brondino, la madre de Marianela aún lucha para recibir justicia. En diciembre del año pasado un fallo de un tribunal de jueces de la Cámara de Apelaciones compuesto por Alejandro Tizón, Roberto Prieu Mántaras y Oscar Burtnik, resolvieron que el único sospechoso que tiene la causa vuelva a ser encarcelado de manera preventiva. Se trata de Juan Eduardo "Bebe" Giménez o también conocido como el "Bebe Chazarreta".

El reclamo de las mujeres en bicicleta estaba

Durante los últimos días del 2017, distintas organizaciones políticas y ciclistas realizaron una bicicleteada nocturna de mujeres para recorrer la ciudad. "Queremos en nuestra ciudad de noche ser libres, no valientes", fue el lema de esa noche. El evento tuvo el nombre: "Bicicleteada nocturna de mujeres" y el fin era alentar a las mujeres a que tomen los espacios públicos.

De cara al 8 de marzo, día de la mujer trabajadora y jornada en la que se realizará el segundo Paro Internacional de Mujeres, las ciclistas santafesinas irán a la marcha pedaleando en reclamo contra el acoso callejero y a favor de que las mujeres puedan circular con libertad en los espacios públicos.