Barrio Roma se hizo oír este martes por la noche. La muerte de Ariel Castelló conmovió profundamente a los vecinos y a la sociedad en general que se organizó de manera independiente para marchar desde la Asociación Vecinal hasta la Comisaría 4ª.

Con carteles de "Todos somos Ariel" y otros reclamos por justicia y seguridad, los santafesinos se movilizaron con aplausos y a los bocinazos por calle Tucumán para llamar a que se sumen los que se encontraban dentro de sus hogares. La convocatoria fue de más de trescientas personas.

Asimismo, taxistas y remiseros acompañaron el reclamo y recordaron a Fernando Rodríguez, asesinado en diciembre durante un robo a pocas cuadras de la casa de Castelló.

Durante la movilización, Eduardo García, del Sindicato de Trabajadores Viales de Santa Fe, dijo a UNO: "El objetivo es recordar la valía de nuestro compañero Ariel Castelló, quien resultó asesinado por impedir el robo a una ciudadana embarazada en barrio Roma".

Marcos Castelló estaba presente también escuchando los reclamos de los vecinos y participando de la marcha. Volvió a reiterar a UNO el pedido de justicia y agregó: "Está muy bien hacer estas marchas pero quedo con la sensación de que la conciencia solo se puede despertar en quien la tiene".

•LEER MÁS: Crimen en barrio Roma: los vecinos aseguran que ya se retiró la policía comunitaria del lugar

Además, los vecinos indicaron a UNO que en las últimas horas varios recibieron amenazas. Relataron que pasan sujetos durante la tarde vociferando palabras intimidatorias o mostrando como si agarraran por encima de la ropa objetos que simulan llevar debajo, aún con los móviles policiales presentes y trabajando.

La llegada a la comisaría fue emotiva. Los más allegados a Castelló se mostraron emocionados y con lágrimas en el rostro. Los aplausos se hicieron cada vez más fuertes y se empezó a reclamar la presencia de las autoridades policiales y del Ministerio de Seguridad.

•LEER MÁS: Marcos Castelló, sobre el crimen de su primo: "Parece que estamos viviendo en el lejano oeste"

Hubo un minuto de silencio, pero rápidamente se volvió a gritar por justicia y seguridad: "Hasta que no salga alguien, no nos vamos. Tienen que dar la cara. Queremos hablar con las autoridades".

Un grupo de vecinos ingresó a la comisaría para buscar alguna autoridad. Los oficiales de guardia los atendieron y les pidieron en un primer momento que aguardaran afuera hasta que llegue el comisario.

•LEER MÁS: La historia de una tarde trágica en el barrio Roma

La multitud esperó, pero al pasar los minutos la impaciencia ganó y volvieron a ingresar al menos otras dos veces para tener una respuesta. Al no ser recibidos después de una hora y media de espera, se movilizaron hasta avenida Freyre por Tucumán e interrumpieron el tránsito durante unos minutos.

Finalmente, al mismo tiempo que se producía el corte, algunos representantes de la vecinal junto a vecinos de Castelló dialogaron con efectivos policiales dentro de la comisaría. Según explicaron los participantes de la reunión, las autoridades se comprometieron a hacerse presentes este jueves próximo, a las 18, en la vecinal ubicada en Tucumán al 3700 para dialogar sobre la problemática que aqueja a barrio Roma. Al mismo tiempo, describieron que se puso la condición de que irán para hablar allí solo con un representante de la asociación, un familiar de Castelló, un familiar de la mujer asaltada y un periodista.

Los ciudadanos exclamaron que se volverán a encontrar entonces ese día para continuar el reclamo e invitaron a todos los santafesinos a sumarse a participar.