Este fin de semana fueron ejecutados allanamientos en dos viviendas ubicadas en las calles del barrio Scarafía, adonde fueron aprehendido un hombre de 52 años identificado como J. L. A. y un tal "Miguelón".

Al primero se le secuestraron 45 envoltorios satinados con cocaína, 93 envoltorios con marihuana, una tablet, dos notebook, seis teléfonos celulares, además de elementos de corte y fraccionamiento de estupefacientes en dosis, tres plantas grandes de marihuana y $5.170 en efectivo . Al segundo, por su parte, también se le incautó material estupefaciente.

Se trató de una investigación que fue hecha durante varios meses por los pesquisas antinarcóticos de la Policía de Investigaciones (PDI), con material probatorio conquistado con fotografías, filmaciones y grabaciones de la actividad de los narcovendedores barriales y que arrancó con la denuncia de varios particulares que también son vecinos de la populosa barriada.

La irrupción en ambas viviendas estuvo a cargo de oficiales y suboficiales que en principio rodearon la manzana y después penetraron dentro de la vivienda con el objeto de desestimar fuga o resistencia de los narcos.

La novedad sobre el resultado de los allanamientos fue informada a la jefatura de la Policía de Investigaciones (PDI) y estos hicieron lo propio con el juez federal N° 1 Reinaldo Rodríguez, que ordenó que ambos apresados continuaran privados de su libertad, sean identificados y que se les forme causa como infractores del articulado de la Ley Nacional de estupefacientes N° 23.737.