Policiales

Murió Kevin, el adolescente baleado en Barrio Santa Lucía

Kevin agonizó cuatro días. Un muchacho de 17 años está detenido sospechado de ser el autor del disparo. La Justicia investiga si se trató de un accidente o si hubo dolo en el accionar fatal.

Sábado 15 de Noviembre de 2014

Kevin Joel Isame, el adolescente de 15 años que recibió un disparo en la cabeza el lunes a la tarde en barrio Santa Lucía falleció el viernes a la noche, tras cuatro días de agonía en la terapia intensiva del hospital Cullen. Kevin había ingresado al nosocomio el pasado 10 de noviembre, con una herida de arma de fuego en la zona del cráneo.

Una primera versión indicaba que el chico se había herido cuando intentaba sacarse una foto junto con un grupo de amigos, pero la madre de la víctima rápidamente negó esa versión y denunció a la policía a otro adolescente. La sumatoria de testimonios derivó en la detención de un joven de 17 años que sería uno de los que participaba de la reunión donde se produjo el episodio, en una vivienda ubicada en Moreno y Gaboto. El personal interviniente continúa con las investigaciones de rigor, con conocimiento del fiscal competente.

Liliana Isame, la madre del joven negó la posibilidad de que su hijo, Kevin Isame, se hubiera disparado a sí mismo, en una especie de juego o mientras se sacaba una foto con los amigos. Por el contrario, la mujer dijo que ya recibió varios comentarios sobre cómo se sucedieron los hechos en la casa del amigo de Kevin, y que aportó esos datos a la Justicia, que derivó en la detención. Ahora, la carpeta judicial cambiaría de lesiones graves a homicidio.

Los médicos que asistieron al chico detallaron que el disparo ingresó por la parte superior de la ceja, siguió un trayecto hacia el lado izquierdo de la sien y salió por detrás. Desde que llegó al hospital, Kevin estuvo en estado crítico, internado en la unidad de terapia intensiva y con respirador artificial.

“Son todos del barrio”

Mientras estuvo internado, sus familiares dijeron que querían concentrar sus esfuerzos en la recuperación de Kevin pero que esperaban que la investigación avanzara para deslindar responsabilidades de lo sucedido. Ayer, fuentes del caso informaron que en el episodio en el que Kevin resultó baleado, otro chico también fue herido por el mismo proyectil. En este sentido, indicaron que hay versiones que sostienen que los adolescentes estaban manipulando el arma sin el cargador, y que uno de ellos volvió a poner los proyectiles en el arma y fue entonces cuando se produjo el disparo, que primero rozó a uno de los chicos y luego impactó en Kevin.

En este sentido, Liliana Isame, dijo que conoce a los otros adolescentes que estaban con su hijo el lunes a la tarde, cuando resultó herido y que son todos chicos del barrio. “Lo que le pasó a mi hijo no fue accidental. Que nosotros sepamos no había habido ninguna pelea entre ellos ni tampoco sabíamos que tenían un arma. Pero a Kevin le pegaron un tiro y nosotros sabemos que el que disparó fue el dueño de la casa donde estaban”, contó la mujer en diálogo con la prensa.

¿Te gustó la nota?