Este sábado, en las primeras horas de la tarde, murió en la unidad de terapia intensiva del hospital Cullen, Cristian Gastón López de 20 años, quien fuera baleado en la tarde del viernes alrededor de las 16 en calle Beruti al 6800. La víctima fue atacada a balazos en la calle a las 16 del viernes, después fue socorrido por un vecinos que lo encontró tirado y lo trasladó en su auto particular hasta el hospital Mira y López, adonde los médicos constataron un impacto de bala en el abdomen en estado delicado.

Los vecinos que viven en inmediaciones de calle Beruti al 6800 del barrio Brigadier López, el viernes a las 16, escucharon las deflagraciones de varios disparos de arma de fuego y salieron a la vereda para ver lo que estaba pasando. Observaron a un joven tirado en la calle, y uno de los vecinos lo llevó en su auto particular hasta el hospital Mira y López, mientras otros denunciaron el suceso a la central de emergencias 911. Minutos después llegaron al lugar oficiales y suboficiales de Orden Público y de Cuerpos, que preservaron el lugar en el que fue consumado el ataque a tiros que tuvo como víctima a López. Posteriormente, agentes del área Científica de la Policía de Investigaciones (PDI) ejecutaron los peritajes criminalísticos de rigor. Se desconoce identidad del o los atacantes de López, y no hubo detenidos por la agresión.

Fallecido

López, fue revisado en el hospital Mira y López, recibió las primeras curaciones y posteriormente por la gravedad de la herida de bala en el abdomen fue derivado al hospital Cullen, adonde fue recibido por el equipo médico de Emergentología que lo revisó en el shockroom para pacientes en estado crítico, y lo operaron de urgencia en el quirófano central, siendo posteriormente derivado en estado grave a la unidad de terapia intensiva, adonde falleció en las primeras horas de la tarde de este sábado.

Informaron la novedad a la Jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con sus pares del área Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), que a su vez anoticiaron el caso a los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, los que ordenaron que el cadáver sea trasladado a la morgue judicial para la realización de la necropsia.