Policiales
Martes 16 de Enero de 2018

Nahir en su ampliación de indagatoria dijo que los disparos hacia Fernando fueron accidentales

La joven imputada declaró ante el fiscal que no tuvo intenciones de asesinar a Pastorizzo, lo hizo en el acto judicial que se llevó adelante por el término de tres horas. Galarza trató de justificar el crimen del muchacho de 21 años.

Cerca de las 14 de este martes se produjo el traslado hacia los tribunales de Gualeguaychú de Nahir Galarza, la joven que se encuentra detenida e imputada por el crimen de Fernando Pastorizzo. Se hizo saber a UNO Entre Ríos que la medida judicial solicitada por la defensa, fue ampliar la declaración indagatoria. Tras tres horas de acto judicial, a las 17 fue devuelta a su lugar de alojamiento en la Comisaría del Menor y la Mujer.

El portavoz de la familia Galarza, Jorge Zonzini confirmó a UNO que esta mañana se solicitó a las autoridades judiciales, ampliar su declaración indagatoria.

Embed


La joven fue trasladada desde la Comisaría de la Mujer y la Familia, donde se encuentra cumpliendo la prisión preventiva hasta los Tribunales donde declaró durante tres horas ante el fiscal Sergio Rondoni Caffa, quien lleva adelante la investigación penal preparatoria (IPP), acompañada por sus abogados particulares.


De manera sorpresiva ingresó a las 14, ejerciendo su derecho como imputada, que consiste en ampliar su declaración en el momento que lo crea oportuno, como fue en esta jornada.


Embed


En diálogo con EL ARGENTINO, su abogado particular Víctor Rebossio, sintetizó la declaración de su defendida al sostener que brindó detalles importantes para el esclarecimiento de la muerte de Fernando Pastorizzo, ocurrida en la madruga del 29 de diciembre del año pasado y que conmocionó al país por sus características y contexto.

"Nahir le contó al fiscal que ellos venían desde Pronunciamiento 26, que es la casa familiar de mi defendida", explicó Rebossio y detalló, entre otras cosas, que el arma la había tomado Fernando de la casa de Nahir y que los dos disparos fueron accidentales.