Este martes, en horas de la madrugada, fueron ejecutados seis allanamientos en viviendas de la ciudad de Rosario, en el marco de la investigación de dos asesinatos que fueron consumados en la primera media hora del 1° de enero durante los festejos por la llegada del año nuevo y que tuvieron como epicentro la esquina que forman las calles Ituzaingó y pasaje Darac, y que tuvieron como inmediata consecuencia el asesinato de Jorge Mendoza de 27 años y de Fabricio Moreyra de 28.

Allanamientos ya aprehendidos

En ese marco, oficiales y suboficiales de la división Judicial de la Unidad Regional II Rosario de la Policía de Santa Fe, ejecutaron los cinco allanamientos en calle Gutemberg al 2600 y 2700, Espinillo al 4000, Pascual Rozas al 1800 e Ituzaingó al 4500, en los que fueron aprehendidas nueve personas, dos menores, un joven de 14 años y una adolescente de 17, entre ellos, un muchacho conocido por el apodo de A. M. de 23 sobre el que se presume su responsabilidad criminal en el asesinato de Fabricio Moreyra de 28, ya que éste mató a tiros a su hermano en la noche del Año Nuevo.

Drogas, armas y balas

La requisas que fueron realizadas dentro de las viviendas allanadas permitieron el secuestro de plantas de marihuana, un revólver calibre 44, una pistola calibre 9 milímetros, balas , una motocicleta con pedido de secuestro por robo, una escopeta recortada, teléfonos celulares, 30 mil pesos en efectivo.

Delitos imputados

Informaron la novedad sobre el resultado de los allanamientos a la Jefatura de la Unidad Regional II Rosario de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Ponce Assad, que ordenó respecto de los mayores aprehendidos que continuaran privados de su libertad, que sean identificados, y en el caso particular del joven de 23 años, sean realizadas actuaciones como presunto autor del crimen de Fabricio Moreyra de 28 años, además de determinar procedencia y propiedad de las armas de fuego de arma de fuego de guerra y de uso civil. Además fue comunicada la situación de la adolescente de 17 años a la justicia de menores, y del caso del adolescente de 14, a la Subsecretaría del menor, la adolescencia y la familia.