Policiales
Sábado 27 de Enero de 2018

Nuevo homicidio en Santa Fe: asesinaron a balazos a un muchacho en barrio San Lorenzo

Sucedió antes de la medianoche en inmediaciones de Pasaje Cervantes al 4300. Ariel Alberto Olivera, de 23 años, cayó herido en la vereda. En su mano izquierda tenía una cuchilla con mango blanco tipo carnicero

Ayer, cuando faltaban algunos minutos para la medianoche, Ariel Alberto Olivera de 23 años recibió dos impactos de bala y fue trasladado por un vecino hasta el hospital Cullen. Los médicos de la Emergentología constataron que estaba fallecido. La víctima presentaba un impacto de bala en el tórax con orificio de salida en la axila y un balazo en la pierna izquierda.

Denuncia e investigación
Vecinos que viven en Pasaje Cervantes al 4300 del barrio San Lorenzo llamaron al 911 sobre un grave hecho de sangre que se había producido en la zona, con tiros incluidos.

Al lugar llegaron efectivos de la Subcomisaría 10ª, de la Comisaría 2ª junto a sus pares del Comando Radioeléctrico y del Cuerpo Guardia de Infantería, y dialogaron con habitantes del barrio que les relataron que un muchacho había aparecido caminando tambaleante con una cuchilla con un mango blanco tipo carnicero en su mano izquierda y había caído en la vereda.


Embed


Entonces los agentes coordinaron un operativo y llegaron hasta la vivienda de un hombre, en Aguado y Amenábar, que denunció a su propio hijo como autor de los disparos. En el lugar arrestaron a un joven de 18 años al que identificaron como L. F. M., y al que le incautaron una pistola calibre 22 marca Bersa modelo LR, con un cartucho en la recámara, otros siete en el cargador y olor a pólvora.

El muchacho fue trasladado a una unidad de Orden Público santafesina y sobre él pesa la sospecha de ser el autor con responsabilidad criminal en el asesinato de Ariel Alberto Olivera, de 23 años.

Peritajes criminalísticos
Informaron la novedad sobre la ocurrencia del crimen a la Jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y estos hicieron lo propio con sus pares, de la Policía de Investigaciones (PDI).

Estos últimos recibieron al joven de 18 años privado, con la presunción de su responsabilidad criminal en el asesinato de Olivera, y el arma secuestrada en su casa. Además se informó al fiscal de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Gonzalo Iglesias, quien ordenó que el cadáver sea llevado a la morgue judicial para la realización de la autopsia.