Policiales
Martes 02 de Enero de 2018

Oportunistas en busca de cometer un delito terminaron tras las rejas

Dos hermanos de 21 años -el que estaba armado- y uno de 18, fueron observados cuando tocaban los picaportes de las viviendas y de los autos. Los vecinos los denunciaron al 911 y los aprehendieron y al mayor le secuestraron un revólver calibre 32 largo.

Antes de las 10 de la mañana, en adyacencias de la esquina que forman las calles Rosas y pasaje 1000 en el barrio Godoy de la ciudad de Rosario, fueron aprehendidos dos delincuentes que resistieron un control policial y a los que les fueron secuestrados un revólver calibre 32 largo marca Ruby cargado con dos balas, en óptimas condiciones de funcionamiento y con evidente olor a pólvora.


Denunciados
Varios vecinos que viven en inmediaciones de la esquina de pasaje 1000 y calle Rosas de la ciudad de Rosario, observaron que dos jóvenes, tocaban los picaportes de las puertas de acceso a distintas viviendas de la zona, como también repetían la modalidad en las puertas de los automóviles. Entonces, ante la evidente y potencial posibilidad de estar en presencia de una yunta de delincuentes oportunistas, varios de ellos se comunicaron entre sí porque integran el circuito de alarmas comunitarias y denunciaron el suceso al operador de la central de emergencias 911.


Atrapados
El operador de la central policial 911, envió a dos oficiales de la Brigada Motorizada para realizar una verificación en el lugar, conforme a la denuncia de los vecinos con el detalle de la descripción de los desconocidos y la vestimenta con la que estaban arropados. Los policías llegaron, observaron a los desconocidos, intentaron identificarlos, uno de ellos intentó huir en una dirección, el otro en la contraria, pero finalmente ambos fueron aprehendidos, y a uno de ellos le secuestraron un revólver calibre 32 cargado con dos balas, en óptimas condiciones de funcionamiento y con evidente olor a pólvora. Ambos, que son hermanos, fueron identificados como AGC de 21 años, y JC de 18.


Presos
Informaron la novedad sobre el resultado del trabajo a la Jefatura de la Unidad Regional 2 Rosario de la Policía de Santa Fe, y al fiscal en turno de Flagrancia del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó que ambos hermanos permanecieran privados de su libertad, que fueran identificados y que se les forme causa al quien estaba armado como presunto autor del delito de portación indebida de arma de uso civil.