Ayer, a las 11 de la mañana, en la esquina que forman calle Perú y el terraplén, terminaron abruptamente las violentas andanzas de un reconocido tiratiros del barrio Barranquitas, que con sus tropelías llevó terror a las calles de la populosa barriada.

La detención estuvo a cargo de policías del Comando Radioeléctrico los cuales aprehendieron a G.A.A de 20 años al cual le secuestraron una escopeta tumbera con un cartucho calibre 12 intacto e indeleble olor a pólvora. En ese marco y ante la presencia de vecinos el delincuente fue trasladado a la Comisaría 6° de Santa Fe.

El suceso tuvo lugar el viernes a las 10,50, cuando varios vecinos que viven en inmediaciones de el terraplén y calle Perú en el barrio Barranquitas, denunciaron a la central de emergencias 911, la presencia de un violento tiratiros que le hace la vida difícil y complicada a la gente con sus amenazas y con los disparos de arma de fuego.

En ese marco, el operador del 911, valoró la situación denunciada por el vecindario y envió a cuatro oficiales y suboficiales en dos patrulleros del Comando Radioeléctrico, que cuando arribaron atenazaron con el ingreso de los móviles al delincuente y lo obligaron a rendirse y dejar caer el arma a la calle. Acto seguido lo neutralizaron, esposaron e introdujeron dentro de uno de los móviles. Posteriormente, le secuestraron la escopeta tumbera de fabricación casera.

Legalidad

La aprehensión fue informada a la Jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la Policía de Santa Fe y al fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Roberto Apullán, que ordenó que el muchacho aprehendido continuara privado de su libertad, sea identificado y se le forme causa como presunto autor del delito de "portación indebida de arma de guerra", y que sea sometida a peritajes criminalísticos.