Esta madrugada se produjo un nuevo ataque contra el frente de un edificio en Rosario. Si bien aún no trascendieron hipótesis del hecho, lo cierto es que al menos 25 detonaciones se escucharon cerca de las 1.30 contra el frente de un edificio de San Luis al 1451. No hay heridos.

Vecinos del lugar aseguraron que en ese lugar vivió unos 20 años atrás la jueza Gabriela Sansó, presidenta del tribunal que a partir de mañana tendrá a su cargo la revisión de la sentencia que el pasado abril condenó a prisión a los jefes de la banda Los Monos.

El tribunal que integran también las camaristas Carolina Hernández y Bibiana Alonso tendrá que examinar 16 condenas y tres absoluciones. Eso implicará que un total de 19 personas que fueron acusadas en el proceso deberán estar presentes en las audiencias que se celebrarán en el Centro de Justicia Penal, que también fue blanco de ataque a balazos.

Las marcas de las balas quedaron en la fachada de edificio y en el vidrio de la puerta de dos hojas, que terminó astillado. Los vecinos del edificio negaron de plano que en el inmueble atacado viva o haya vivido alguna persona que estuviera vinculado con el Poder Judicial.

También, aseguraron que en el lugar dejaron un cartón con la leyenda "Dejá de meter pibe preso". El mismo mensaje que el viernes dejaron a metros de un edificio de Buenos Aires al 1700, que también fue baleado.

"Yo vivo hace 18 años acá y nunca vivió nadie que trabaje en la Justicia", aseguró Miguel, uno de los habitantes del edificio baleado, y añadió: "Varios impactos pegaron en las persianas de mi casa, por suerte no atravesaron la ventana y no llegaron al living de mi casa".

"Mi esposa es abogada laboralista y no tuvo nunca problema con nadie", enfatizó el vecino, y agregó: "No escuché nada, me levanté temprano porque tenía que viajar y me encontré con todo esto. Me quedé adentro y llamé al 911. La policía vino, pero no dijo nada".

También reveló que el jueves pasado se dio un caso similar. "Hubo varios disparos acá en el edificio, no hicimos la denuncia porque pensamos que pudo ser una pelea callejera, que es algo que pasa siempre acá, y no hicimos la denuncia", añadió.

Este ataque se suma al que se registró el viernes pasado en un edificio de Buenos Aires al 1700, ubicado contiguo al del exintendente de Rosario y expresidente de Central Horacio Usandizaga, padre de de la jueza Marisol Usandizaga, integrante del tribunal que condenó a los jefes de Los Monos.

Ese mismo día la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, había llegado a la ciudad para interiorizarse de los atentados que tuvieron como blanco jueces que participaron del juicio que culminó con los líderes del clan Cantero tras las rejas.

Esta mañana el tránsito en esa cuadra estaba cortado y trabajaban en el lugar personal de la Policía de Investigaciones (PDI).