El domingo pasado a la noche, una reunión familiar en una casa de la provincia de Santiago del Estero derivó en un escándalo por abuso sexual entre los protagonistas impensados. "¡Suegra, que linda que está usted!", le dijo a una mujer de 60 años su yerno, señaló el diario El Liberal. Después la violó.

La denuncia en cuestión señala que todo empezó mientras cenaban. Entonces fue cuando la mujer recibió el primer mensaje de WhatsApp de la pareja de su hija, un joven de unos 30 años. "Estoy aburrido suegra", le escribió. Ella no lo sabía pero era la antesala de una noche de terror.

Alrededor de las 3 de la madrugada los dueños de casa se fueron a dormir y la mujer acompañó caminando a su yerno hasta la casa. Se quedaron hablando en la vereda unas tres horas más, hasta que el sol empezó a asomar y él la invitó a pasar.

"¡Suegra, que linda que está usted!", le dijo cuando entraron. Sorprendida pero sin tomarlo en serio ella le respondió: "¿Eh que te pasa?, ¿ya te ha pegado?". Se refería a la cantidad de alcohol que había tomado. Pero el hombre insistió y dejó en claro su intención: "Quiero hacerle el amor".

Trató de defenderse. Forcejearon y ella lo arañó en los brazos, la cara y la espalda. Quiso evitar lo que ya a esa altura era inevitable. Su yerno hizo valer la superioridad física y durante 30 minutos la sometió, dejándola después sola y dolorida.

La mujer hizo la denuncia ese mismo día y un rato después, el acusado fue detenido. La investigación quedó a cargo de la fiscal Andrea Juárez.