El secretario de Control de las Fuerzas, David Reniero, se refirió a la detención de los seis agentes del Comando Radioeléctrico que fueron detenidos por realizar, presuntamente, allanamientos sin orden judicial, cometer robos en viviendas de la zona de la costa y torturar a los moradores.

"Son hechos de suma gravedad y que se dieron en forma reiterativa", explicó a UNO Santa Fe el funcionario encargado del control de la fuerza a nivel provincial. "Estas cosas son negativas y uno no espera que sucedan pero sí suceden y es la realidad. Lo mejor que puede pasar es que las investigaciones avancen y cortar todas estas cuestiones que no tienen nada que ver con la labor de un policía", agregó.

"Esta es una causa que tiene muchas víctimas y en este caso el fiscal ha tenido la certeza y las pruebas suficientes para tomar estas cuestiones. Hay que tomar todo esto de manera objetiva", destacó Reniero.

El funcionario además indicó que los seis agentes detenidos en el marco de la causa se encuentran pasados a disponibilidad, medida dictada tras la detención del pasado lunes por orden del fiscal Ezequiel Hernández del MPA. "Si esto avanza se pedirá la destitución", anticipó el miembro de la cartera de Seguridad.

Más de 650 disponibilidades

Desde el área indicaron a este diario que en la actualidad hay alrededor de 650 efectivos policiales pasados a disponibilidad tras estar involucrados en un proceso judicial. En tanto, se explicó, que durante el 2017 fueron 160 los agentes que fueron apartados de la fuerza de manera preventiva.