Este jueves, durante las primeras horas de la tarde, en cercanías de calle Cullen al 2000 en el cardinal oeste de la ciudad de Rosario, fueron perseguidos y aprehendidos cuatro delincuentes -una mujer y tres hombres- que asaltaron a punta de revólver un supermercado chino de la zona. Los aprehendidos fueron identificados, ella AG de 25 años, y los hombres, OC. de 30, AV de 19 y DG de 19, a los que fue secuestrado un revólver calibre 38 con cuatro balas intactas, una percutada en uno de los alveólos del tambor giratorio y en óptimas condiciones de funcionamiento, siendo que se trata de un arma de guerra, además de incautarles los 2200 pesos en efectivo robados, un teléfono celular y el automóvil Chevrolet en el que intentaron fugarse.

Denuncia

Un vecino que es cliente de un supermercado chino que está ubicado en calle Cullen al 2000 de la ciudad de Rosario, fue de compras, y pidió permiso para entrar al baño. Precisamente en ese momento llegaron delincuentes armados y a los gritos que apuntaron y amenazaron al comerciante y dueño del local. El cliente, atribulado, pero con los reflejos intactos, sacó su teléfono celular, y denunció el caso a la central de emergencias 911, exigiendo la inmediata presencia policial en el lugar. Acto seguido, se encerró con llave en el baño.

Aprehensión

Entonces, cuatro policías en dos patrulleros del Comando Radioeléctrico rosarino que patrullaban las calles de los barrios del oeste, coordinaron el trabajo mediante la frecuencia policial, y llegaron dos minutos después, justo en el momento en el que los delincuentes cerraron las puertas de un automóvil Chevrolet gris plata con patente ONO 417 y escaparon a toda velocidad. Pero, otros policías en otros patrulleros fueron llegando a la zona, hasta que finalmente lograron encerrarlos, los obligaron a descender del habitáculo con las manos en alto, luego los chequearon y a uno de ellos le secuestraron un revólver calibre 38 de la cintura, con una bala percutada y con otras cuatro intactas, y en óptimas condiciones de funcionamiento.

Vecinos y testigos

Los vecinos de la populosa barriada, que a esa altura se convirtieron en los involuntarios testigos del procedimiento policial fueron los que observaron la aprehensión del cuarteto de ladrones, que además tenían al volante a la única mujer que integraba la gavilla de delincuentes y que fue identificada como AG de 25 años, siendo los tres ladrones, AV de 19 años, DG de 19 y OC de 30, y del interior del habitáculo secuestraron los 2200 pesos robados durante el asalto y un teléfono celullar, además del auto de los delincuentes y el mencionado revólver calibre 38 que es un arma de guerra.

Delitos imputados

Informaron la novedad sobre el resultado del trabajo ejecutado por los oficiales y suboficiales de la agrupación Cuerpos a la Jefatura de la Unidad Regional 2 Rosario de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno de Flagrancia del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó que los cuatro ladrones aprehendidos continuaran alojados en calabozos de la Comisaría 14°, que sean identificados y que se les forme causa como presuntos autores de los delitos de "robo calificado y portación indebida de arma de fuego de guerra".