Jesús Maximiliano Almirón (27) un carnicero oriundo del barrio Iriondo de Santo Tomé denunció que sufrió un allanamiento en su propiedad en el marco de una causa por abigeato que tuvo lugar en Colonia San José (departamento Las Colonias) y que nada tuvo que ver con ese hecho.

Dicho allanamiento se llevó a cabo el pasado 25 de abril en su propiedad de Mosconi al 1300 y fue ejecutado por agentes de la Policía de Acción Táctica y la Guardia Rural Los Pumas, los cuales buscaban una serie de vacunos faenados y tras un dato supusieron que los mismos se encontraban en el domicilio de Almirón ya que el mismo se encuentra a días de abrir una carnicería.

Pero al irrumpir en la vivienda, los agentes abocados a la investigación solo encontraron medio cerdo faenado, el cual, según explicó Almirón a UNO Santa Fe, adquirió en la comuna de Colonia San José de manera legal. "Llegó un sumariante de Colonia San José. Ellos me decían que buscaban carne de vacuno. Yo le dije que no tenía ese tipo de carne en mi casa ya que lo único que tenía era de cerdo", contó. "Al cerdo lo compré legalmente en Colonia San José", afirmó.

"Yo tres días antes fui a comprar una chancha y el tipo que nos vende cuenta que habían robado alrededor de 14 vacas. Supuestamente ese robo se me inculpa a mí", explicó.

Tras ese procedimiento, Almirón, sin entender qué sucedía, quedó detenido y fue trasladado a sede policial. "Me decían que tenía que estar detenido por el allanamiento y nada más. Desconozco la causa en este momento y cómo sigue", amplió sobre lo que sucedió el pasado 25 de abril en su vivienda.

"Hoy vengo al diario UNO a dar la cara y a decir que no tengo nada que ver con el robo que se me imputa en Las Colonias. No tengo nada ver que con eso", destacó Almirón en diálogo con este medio.

—¿Por qué cree que lo allanaron?

—Nosotros no tenemos las respuestas. No lo pudimos creer, nunca tuvimos antecedentes. Solamente fueron versiones, como yo estoy por abrir una carnicería, supusieron que podía yo tener en las cámaras carne vacuna ilegal.

—¿Sospecha de algún otro comerciante del rubro que haya dado información maliciosa contra usted?

—Puede ser... sí, sí.

"Lo triste de todo es que me avergonzaron en mi casa. Llegó la Táctica, Los Pumas y los de San José. Tenemos hijos menores que vivieron ese mal momento, es injusto", sostuvo Almirón y sentenció: "Soy inocente de lo que se me está imputando y estoy dispuesto a colaborar con quien sea y hablar en donde sea, lo único que queremos es limpiar nuestro nombre porque fue ensuciado injustamente".