Un hombre de 30 años, cuyas iniciales son E. D. V., quedó en prisión preventiva en el marco de una investigación que dirige la fiscala Alejandra Del Río Ayala, en la que está imputado como autor de delitos contra la integridad sexual cometidos en Recreo en perjuicio de una niña menor de edad, hija de su pareja.

La medida cautelar fue impuesta por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Pegassano, a raíz de la solicitud formulada por la fiscala del MPA en una audiencia llevada a cabo el martes en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

El pasado sábado, la fiscala Del Río Ayala le atribuyó a E. D. V. la autoría del delito de abuso sexual gravemente ultrajante calificado (por el vínculo y por la convivencia) en concurso real con el delito de corrupción de menores calificada (por la convivencia). Además, la funcionaria del MPA le atribuyó la autoría del delito de abuso de armas por otro hecho -sin relación con el abuso- ocurrido en la vía pública.

Abusos

"Los abusos sexuales por los cuales se investiga a E. D. V. fueron cometidos durante cinco años en una vivienda de la ciudad de Recreo. La víctima es una de las hijas -menor de edad- de su pareja, con quienes el imputado vivía en la misma casa", informó Del Río Ayala. "Las agresiones sexuales fueron cometidas en reiteradas oportunidades, de manera continua y sistemática, lo que produjo sometimiento y humillación en la niña", agregó.

La fiscala del MPA sostuvo que "la relación que unía al imputado con la víctima; la diferencia de edad entre ambos y la corta edad de la niña; la duración y reiteración de los ilícitos en el tiempo son elementos suficientes para adelantar el libre y normal desarrollo de la sexualidad de la menor".

En la vía pública

El otro ilícito por el que fue imputado E. D. V. fue cometido el jueves 21 de diciembre de 2017. "Alrededor de las 22.15, circulaba en una moto sin dominio visible por inmediaciones de Martínez y D'Anuncio, de la ciudad de Recreo, donde efectuó una seguidilla de disparos de arma de fuego contra cuatro oficiales de la policía provincial, sin lograr que los disparos impacten en los agentes del orden", relató la fiscala.

Del Río Ayala agregó que "E. D. V. ya tenía otra imputación a raíz de que 15 minutos después de los disparos que realizó, la policía comenzó a perseguirlo. Al llegar a calle Mariano Vera, dobló hacia el sur y en la intersección con calle Martínez, embistió a un niño, le fracturó la clavícula y no se detuvo para auxiliarlo". La fiscala concluyó que "por este hecho ya había sido imputado oportunamente como autor del delito de lesiones graves culposas".