Ayer, antes de la medianoche, en la ruta provincial 4, a la altura de La Pelada, efectivos de Gendarmería Nacional obligaron a detener la marcha a un camionero que viajaba del norte hacia el sur. Luego, en el marco de un control de ruta de prevención activa, requisaron el vehículo y encontraron 34 paquetes que pesaron 17 kilos con 465 gramos de hojas de coca, provenientes del noroeste argentino. Ahora, los uniformados de la fuerza nacional intentan determinar el origen del embarque de la droga y su destino final.

Coimero

Para intentar zafar de la situación, el camionero preguntó quién era el oficial a cargo del operativo y le dijo: "Le doy dos mil pesos, déjeme pasar". Luego de eso lo esposaron, y en presencia de testigos se labró el acta de procedimiento en la que se consignó la sustancia vegetal incautada y el intento de soborno, cuestiones que quedaron plasmadas y firmadas al pie para su elevación a la Justicia Federal.

Delito imputado

El procedimiento y sus consecuencias fueron apuntadas a la jefatura de la Región 8ª de Gendarmería Nacional con sede en la capital santafesina, y estos hicieron lo propio con el magistrado federal en turno N° 2 que ordenó que el camionero aprehendido continúe privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa por infracción a la ley nacional de estupefacientes N° 23.737.