Policiales
Martes 10 de Julio de 2018

Quemaron un patrullero policial de la custodia de un testigo en Rafaela

Sucedió el sábado. En el vehículo policial no estaba el suboficial asignado a la custodia. Los daños en el patrullero fueron intencionales y totales.

El sábado minutos después de las siete de la mañana, en el barrio 2 de abril, de la ciudad de Rafaela, incendiaron completamente un patrullero policial. El suboficial asignado a la custodia -de un testigo de homicidio- y que tenía bajo su responsabilidad el móvil oficial no estaba en el momento del ataque criminal. Cuando los bomberos llegaron al lugar solo hallaron humeante la carcasa.

El testigo protegido al que se le brindó la custodia policial, lo hará en el juicio oral y público adonde se ventilarán los detalles que tuvo el asesinato de Gabriel Rivaneira de 19 años y conocido por el apodo de "Loquillo" sucedido en marzo en las calles de esa populosa barriada, cuando la víctima fue sometida a un brutal castigo físico del que participaron tres personas, una mujer y dos hombres, sobre los que pesa su presunta responsabilidad en el homicidio.


Testigo clave
Conforme al patrón investigativo que fue llevado adelante, hay testigos que son considerados clave por la justicia, y a uno de ellos le asignaron la custodia policial a su vivienda particular. Por ese motivo, un policía con un patrullero, cuidaron de su persona, su familia y su vivienda. Pero, el ataque incendiario contra el patrullero, deja más dudas que certezas a los testigos, y el entorno de los imputados, deja la velada amenaza de los que les puede ocurrir en el caso de ser condenados por el crimen.


Tres imputados de un crimen
En la justicia, el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Marcelo Loyola, tomo debida nota de los sucesos del sábado, y lleva la causa sobre el asesinato de Rivaneira. En ese marco hay una mujer con prisión domiciliaria, y dos hombres privados de su libertad, sobre los recae la presunta responsabilidad en el homicidio.