Policiales
Lunes 04 de Diciembre de 2017

Renunció el director de la escuela de Mendoza y surgió una nueva versión de lo sucedido

Dos de las madres de las chicas que alquilaron la cabaña en El Carrizal defendieron al docente. La DGE todavía no decide si aceptará la dimisión

Marcelo Merenda, director de la escuela de Las Heras, Florencio Molina Campos, presentó su renuncia según trascendió este lunes desde la Dirección General de Escuelas (DGE) que aún no decide si la aceptará.

Merenda protagonizó un escándalo durante la semana pasada al ser encontrado en la pileta de una cabaña en la localidad de El Carrizal junto a cinco alumnas de quinto año.

La primera versión indica que el padre de una de las alumnas -que habían alquilado el lugar para celebrar que terminaron la secundaria- encontró al docente en la llamativa situación, por lo que lo tomó del cuello, lo sacó de la piscina y decidió llamar a la Policía. Luego hizo una denuncia en la supervisión escolar correspondiente.

En medio del escándalo, la DGE reconoció la situación y su titular, Jaime Correas se quejó porque Merenda es delegado gremial y en una ocasión anterior debió ser restituido en su cargo por orden de la Justicia.
Embed

El hecho ocurrió el martes y algunos detalles se conocieron durante la semana. El fin de semana el caso explotó en las redes sociales.

Según informa Diario Uno de Mendoza, este lunes junto con la información de la renuncia del director, una de las madres de las alumnas dio su versión de los hechos a radio Nihuil, en la cual defendió al docente. La historia va en sintonía con la que, también a Nihuil dio otra de las madres este viernes.

Concretamente, las progenitoras sostuvieron que las estudiantes no sólo invitaron al director, sino también a otros profesores y profesoras, padres y hasta hermanos.

Sin embargo, el único que acudió fue Merenda. Carolina, una de las mamás, explicó que el director asistiría con una docente, pero ella nunca llegó ya que se lastimó una pierna. Los demás invitados no fueron.

A su vez, aseguró que el director jamás se propasó con ninguna de las alumnas y resaltó que a lo largo de mucho tiempo en la escuela su conducta fue intachable, siempre dispuesto a colaborar y hacer todo lo que las chicas necesitaran para que pudieran estudiar.