Este miércoles, después de las 1, una partida de la comisaría de barrio Candioti logró rescatar a un muchacho de 20 años que intentaba arrojarse a las aguas de la laguna Setúbal desde el Puente Colgante.

Denuncia

A las 1.10, un automovilista llamó al 911 por la existencia de un joven del lado de afuera de la baranda del Puente Colgante, con evidentes intenciones de arrojarse a las aguas de la laguna. Entonces, el operador envió al subcomisario Cristian Rubio de la 3ª, quien arribó al lugar y dialogó con el muchacho que se mostraba renuente a deponer su actitud.

Rubio estuvo 15 minutos hablándole para convencerlo de que no realice lo que planeaba, hasta que finalmente pudieron entablar una conversación, y esa circunstancia fue aprovechada por otros agentes que se sumaron al procedimiento y cuando estuvieron cerca lograron atraparlo y tranquilizarlo.

Contenido

Finalmente trasladaron al muchacho a la Comisaría 3ª, adonde dialogó con los policías que lo tranquilizaron, y allí supieron que el joven tiene 20 años, habita en un barrio del suroeste de la ciudad, y que la decisión de arrojarse a las aguas era por crónicos problemas familiares. Luego llegó un médico del Sies 107 en una ambulancia, revisó al joven y constató su buen estado de salud.

Finalmente, la novedad fue informada a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y estos hicieron lo propio con la fiscala en turno del Ministerio Público de la Acusación, Rosana Peresín, que ordenó ubicar a los familiares del muchacho para que se hicieran cargo de él, cuestión que fue cumplida en el transcurso de la madrugada.