En la mañana de este lunes, frente la Seccional 7ª de policía de barrio Yapeyú, desconocidos se llevaron un equipo de radio del interior del patrullero que se encontraba en la puerta.

Fue uno de los agentes que observó que una puerta del vehículo estaba forzada y al revisarlo se encontró con la faltante del equipo de comunicaciones.

El fiscal Roberto Apullán tomó la investigación del caso y también corrió las actuaciones a la División Judiciales de la propia policía para que evalúe el accionar policial que estuvo a cargo del móvil y de la guardia en el momento del robo.