En la mañana de viernes, alrededor de las 10, dos delincuentes armados asaltaron el supermercado chino denominado El Eterno ubicado en inmediaciones de la esquina que forman las calles Ongamira e Irigoyen. Fue un atraco violento, adonde la actividad criminal de los delincuentes quedó registrada en las cámaras de videovigilancia del local, cuando apuntaron a empleados a los que amenazaron y golpearon con sus armas y se llevaron todo el dinero que encontraron en la caja registradora. Pero, un cliente del comercio, que intentaba ingresar y se convirtió en el involuntario testigo del asalto, volvió sobre sus pasos, cruzó la calle, se escondió tras el tronco de un añoso árbol, y denunció el suceso al operador de la central de emergencias 911. El operador envió a cuatro oficiales y suboficiales en dos patrulleros del Comando Radioeléctrico que recorrían la zona, y llegaron desde dos puntos cardinales distintos taponando la salida de los delincuentes.

Ladrón abatido

Lo que siguió fue de manual. Los policías advirtieron la salida del duo de delincuentes, éstos intentaron escapar cubriéndose bajo una fuerte cortina de balazos, se inició una persecución y así fue como uno de ellos llegó hasta el pasillo lateral de un inmueble ubicado en Irigoyen al 1800 disparando con su pistola a los policías, hasta que éstos finalmente lo abatieron a tiros. El otro ladrón consiguió escaparse. Del lugar del enfrentamiento a balazos, al delincuente muerto le secuestraron una pistola calibre 9 milímetros con una bala en la recámara, el cargador vacío, abundante olor pólvora y en óptimas condiciones de funcionamiento y lo identificaron como Isaias Saúl Sánchez de 28 años.

Órdenes del fiscal MPA

Informaron la novedad sobre el resultado del procedimiento a la Jefatura de la Unidad Regional II Rosario de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Luis Schappa Pietra, que ordenó la presencia de oficiales y suboficiales del área Criminalística de la Policía Federal Argentina para la realización de los peritajes correspondientes, y cuando concluyeron, ordenó el inmediato traslado del cadáver del delincuente muerto Isaias Saúl Sánchez de 28 años, al Instituto Médico Legal (IML) de Rosario para la realización de la necropsia, además del secuestro del arma de guerra del delincuente y de las imágenes del interior del supermercado chino El Eterno, adonde quedó registrado el violento asalto.