Una sucursal de la panadería Los Dos Chinos, ubicada en Urquiza y La Rioja, y un local de comida rápida de Junín 2600, se convirtieron en el blanco de malvivientes.

Del primer comercio se llevaron 370 pesos y en el segundo se hicieron de elementos de trabajo.

Los robos se registraron en horas de la madrugada con la misma metodología: romper los vidrios y entrar al comercio elegido.