Policiales

Rosario: la banda de secuestradores virtuales realizaba hasta 200 llamadas por noche

El fiscal Nicolás Foppiani detalló el modo de operar de la banda que compraba chips de celulares prepagos que no necesitan identificación. Concretaron estafa por 3 millones de pesos. Precisó que pertenecen a la comunidad gitana. Hay 17 detenidos.

Lunes 22 de Junio de 2015

El fiscal Nicolás Foppiani, detalló hoy en el Ministerio Público de la Acusación, en Montevideo al 1900, que la banda desbaratada dedicada a secuestros virtuales venía siendo investigada desde hacía un año. Detuvieron a 17 personas en 15 allanamientos en la zona sur de Rosario. El monto de la estafa se calcula en 3 millones de pesos.•LEER MÁS: Desbarataron una banda dedicada a secuestros virtuales y detuvieron a 15 personas

En declaraciones al programa "Trascendental" de La Ocho, indicó que "se vincularon alrededor de 136 hechos de secuestros virtuales, algunos consumados, otros tentados, esta es una modalidad que todos conocemos, considerado un delito de extorsión. Para arribar a esto se tendieron redes para ver cual era la asociación ilícita que estaba detrás de estos hechos".

"En el operativo realizado ayer participaron más de cien efectivos policiales, cinco fiscales, se allanaron 15 domicilios, y se logró la detención de varias personas y el secuestro de una importante cantidad de bienes", agregó.

El fiscal detalló que "se secuestraron 21 vehículos de alta gama, importante cantidad de electrodomésticos, televisores, dinero en efectivo, dólares, cheques por una suma muy importante, documentación de joyas, seis armas de fuego".

Foppiani reveló que los integrantes de la banda "pertenecen todos a la comunidad gitana, es un dato en común de todos los detenidos".

Además adelantó que a las operadoras telefónicas se le enviaron alrededor de 200 oficios para vincular llamados entrantes y salientes de los 56 celulares secuestrados.

 "La investigación nos reveló que esta gente se dedica a comprar celulares con chip con abonos prepago, que se dan a cualquiera sin verificar identidad, se los colocan a teléfonos de baja gama, los intercambian permanentemente lo que dificulta el seguimiento", contó.  

"Lo que hacían era llamar a altas horas de la noche a personas que aparecen con nombres de mujeres adultas que podrían ser de la tercera edad, se registran hasta 200 llamados por noche. Lo hacían hasta que dan con una víctima que entra en el juego y ese es el llamado que prolongan hasta hacer llegar al cómplice a buscar el botín", señaló.

"Entablan una falsa escena, extorsionan a la víctima, la hacen dejar dinero en una bolsa, le indican dónde y cómo, entonces parte de la banda que se encuentra en la calle, recoge el botín", explicó acerca del modo de operar de esta banda. 

En la audiencia imputativa se los acusará de asociación ilícita, extorsión y tenencia de armas de fuego, con penas que van desde cinco años.

Fuente: La Capital

¿Te gustó la nota?