Policiales
Miércoles 08 de Noviembre de 2017

Se entregó el presunto autor del crimen de Cabaña Leiva

En la madrugada de este miércoles se presentó en la PDI. Se presume que es autor del asesinato que tuvo como víctima a Maximiliano Adán Moreno de 23 años.

Este miércoles cuando promediaba la madrugada, un muchacho que fue identificado como G. I. L. de 21 años, llegó acompañado por sus padres hasta la sede de la Policía de Investigaciones (PDI) ubicada en calle 3 de Febrero casi 9 de Julio, como consecuencia del crimen que tuvo como víctima a Maximiliano Adán Moreno de 23 años, asesinado en la tarde del martes en calle Pedro de Espinoza al 5500 del barrio Cabaña Leiva en el extremo noroeste de la capital santafesina.


Llegó muerto al hospital
A las 16.30, fue baleado en el brazo izquierdo Maximiliano Adán Moreno de 23 años. Un vecino trasladó al herido hasta el hospital Mira y López, adonde los médicos de guardia constataron el fallecimiento.

Los vecinos fueron lo que denunciaron la agresión a la central de emergencias 911 y por eso llegaron a calle Pedro de Espinoza al 5500 oficiales y suboficiales de Orden Público y de Cuerpos, que cuando dialogaban con los lugareños sobre el suceso, se anoticiaron del fallecimiento e inmediatamente preservaron el lugar, convertido en la escena del crimen.


Allanamiento
En tanto y desde la tarde, los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) se abocaron al esclarecimiento del caso. Así fue como llegaron hasta un adolescente que fue testigo del suceso y quien narró el desarrollo de las circunstancias que desembocaron en el crimen de Moreno. En ese marco, antes de la medianoche fue allanada una vivienda en la que fueron a buscar al presunto autor del crimen, pero no lo hallaron.


Se entregó en la PDI
Pero, cuando promediaba la madrugada, G. I. L. de 21 años llegó acompañado por sus padres, hasta la sede de la Policía de Investigaciones, en el sur de la ciudad y dijo que sabía que lo estaban buscando por el crimen de Maximiliano Adán Moreno de 23 años, por lo que se entregó. Lo alojaron en el lugar privado de su libertad, e inmediatamente comunicaron la novedad a los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación.