El jueves, un muchacho que falseó su nombre cuando lo arrestaron tras robar e intentar vender un televisor en barrio Nueva Pompeya, quedó al descubierto cuando sus huellas dactilares en el Gabinete de Identificaciones revelaron que se trataba de B. S. S. de 21 años, quien tenía pedido de captura "activo" por hallarse evadido de la cárcel de Las Flores desde el 30 de marzo.

Identificado

Antes de las 9, en calle Pavón al 3600 de Nueva Pompeya, efectivos de la Comisaría 26ª sorprendieron a un joven cuando intentaba vender un televisor y una cortadora de césped a una vecina. El muchacho quedó rápidamente en evidencia sobre que los electrodomésticos eran robados, y cuando fue consultado por su identidad, dio un nombre y dijo que tenía 15 años. Pero, después, sus huellas dactilares revelaron que se trataba de B. S. S. de 21 años y que tenía pedido de captura "activo" por estar evadido de la penitenciaría capitalina.

Informaron la novedad a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó que el muchacho aprehendido continúe privado de su libertad, ya que durante la jornada de este viernes se informará el caso al juez de Ejecución de Sentencias.