Un voraz incendio se desató esta madrugada en el salón de un club de paddle situado en calle Francia al 3.500, provocando importantes daños materiales. El siniestro tuvo lugar esta madrugada, alrededor de las 5, según relató su dueño, Faustino José Suárez, quien acudió al lugar alertado por los vecinos que llamaron rápidamente a la policía al advertir la columna de humo que salía del lugar.

"Sonó la alarma. Pensamos que era un robo, estaba la policía y ya habían llamado a los bomberos", contó el propietario al móvil de LT10.

El fuego tomó el techo de paja del salón, por lo que rápidamente se expandió por las instalaciones. Bomberos zapadores lograron contener las llamas y ahora se intenta determinar el origen de las mismas.