Este sábado, después de las 2, en la esquina de Gutiérrez y Alberdi, de la ciudad de Santo Tomé, fueron aprehendidos un adolescente de 17 años y tres hombres, uno de ellos con un escopeta tumbera de fabricación casera.

Todo comenzó cuando los vecinos de la populosa barriada denunciaron la existencia de un cruento tiroteo protagonizado por delincuentes de la zona. El procedimiento fue ejecutado por oficiales y suboficiales del Comando Radioeléctrico santotomesino. Uno de los apresados puso una férrea y violenta resistencia al trabajo policial, aunque finalmente cuatro hombres fueron doblegados, neutralizados y trasladados a la Subcomisaría 16ª.

Denuncia y aprehensiones

Después de las 2 de este sábado, los vecinos que viven en esas inmediaciones denunciaron un intenso tiroteo desatado entre delincuentes de la zona y exigieron al operador de la central de emergencias 911, la urgente presencia policial. Arribaron al lugar dos patrulleros del Comando Radioeléctrico, que lograron aprehender a varios de los participantes de la balacera. A uno de ellos le secuestraron una escopeta tumbera de fabricación casera cargada con un cartucho, en buenas condiciones de funcionamiento y evidente olor a pólvora. Los aprehendidos fueron identificados como R. A. G., de 28 años; M. G. S., de 41; E. R. R., de 23 y un adolescente de 17 años.

Uno de los participantes que fue rodeado por la policía, la emprendió a patadas contra la carrocería del patrullero N° 7926. Cuando fue reprendido por los policías que actuaron en el procedimiento, hizo lo mismo contra los uniformados con patadas y trompadas, hasta que finalmente fue controlado, esposado y subido a un patrullero.

Informaron la novedad a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó respecto de los tres mayores que continuaran privados de su libertad y que sean identificados. Con relación al que fue sorprendido con el arma de fuego casera, se le formará causa como presunto autor del delito de "portación de arma de guerra".

Respecto a quien dañó el patrullero en su carrocería y agredió a los policías, la causa a formarse lo tiene incurso como presunto responsable del delito "daños calificados y resistencia a la autoridad", y al tercero demorado por aplicación del artículo 10 bis. Con relación al adolescente de 17 años, quedó alojado en resguardo de su integridad física con comunicación a la Justicia de Menores en turno.