Ayer, durante el patrullaje intensivo desarrollado por la Guardia Rural Los Pumas en la zona de islas de los departamentos Garay y La Capital les encontraron a cuatro pescadores 1.603 pescados depredados: se procedió al secuestro ya sea por su tamaño, porque se trata de especies vedadas a la pesca transitoria o permanentemente, por carecer de licencia habilitante para desarrollar la actividad, pescar, transportar, acopiar peces previstos en el articulado de la Ley Provincial 12.212 de manejo sustentable del recurso pesquero.

Los procedimientos se realizaron en el paraje de islas de Arroyo Leyes, La Cascada, La Caída de los Toros, Los Zapallos, zona del puente sobre el Arroyo Leyes, y los cuatro hombres responsables de las infracciones fueron notificados y se le labraron las actas de infracción, además del secuestro de la totalidad de las piezas, las que fueron desnaturalizadas por no ser aptas para consumo humano, según el siguiente detalle: 1.250 sábalos, 100 bogas, 220 tarangos o dientudos, 30 moncholos y tres dorados. Además, les incautaron 100 metros de redes de pesca fuera de la medida permitida.

Informes a los superiores

Informaron sobre el resultado de los procedimientos a la Jefatura de la Guardia Rural Los Pumas, y estos hicieron lo propio con los funcionarios de la oficina de Caza y Pesca de la Secretaría del Sistema Hídrico, Forestal del Ministerio de la Producción de Santa Fe.