Policiales
Domingo 22 de Octubre de 2017

Secuestraron e incineraron casi media tonelada de pescado no apto para consumo humano

: En un procedimiento de la Policía de Seguridad Vial y de la Guardia Rural Los Pumas, ejecutado en la tarde del viernes en las rutas nacional 009 y provincial 1, en General Obligado, interceptaron una camioneta con pescado transportado fuera de toda norma de salubridad.

Durante la tarde del viernes, en un operativo conjunto entre la Policía de Seguridad Vial y de la Guardia Rural Los Pumas –en la intersección de las rutas nacional 009 y la provincial N° 1, en el departamento General Obligado, extremo noroeste del territorio santafesino–, fue interceptado el tránsito de una camioneta Chevrolet pick up S-10, con chapa patente VTN 240.

En el procedimiento fueron chequeados un hombre y una mujer exigiéndoles la documentación personal, del vehículo y de la carga. Respecto de la carga, el transporte no contaba con la guía de transporte de productos perecederos de consumo humano. Fueron secuestrados 25 surubíes manchados, ocho dorados, sábalos, amarillos, moncholos, armadillo, bagres y patíes que estaban dentro de bolsas de arpillera, sin ninguna medida higiénica. Tampoco la caja contaba con cadena de frío de equipo refrigerante o al menos bacha para sumergir los pescados transportados. Fueron labradas a los responsables del transporte las actas de procedimiento por infracción al Código Alimentario Argentino.

pescados 2.jpg
pescados 3.jpg



Decomisados e incinerados
En ese marco de infracción, fue convocada al lugar del procedimiento la responsable de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal) con sede en la ciudad de Reconquista, quien ordenó que todos los pescados secuestrados que fueran decomisados y desnaturalizados por incineración. Además, los oficiales de la Guardia Rural Los Pumas redactaron las actas de procedimiento por depredación de la fauna ictícola, por hallarse vedada la pesca de los ocho ejemplares de dorados secuestrados.


Todo lo actuado fue informado a las jefaturas de la Policía de Seguridad Vial, adonde fueron trasladados e incinerados la casi media tonelada de pescados secuestrados, y a la dirección general de la Guardia Rural Los Pumas en Santa Felicia, Vera, como así también a la oficina de Caza y Pesca del Ministerio de la Producción santafesino.