En horas de la tarde del domingo en la ruta provincial n°13 y el paralelo 28 -que es límite norte de la provincia de Santa Fe con la del Chaco-, fue sorprendido un hombre que manejaba una camioneta y que llevaba en la caja animales autóctonos cazados y eviscerados como vivos, cuya caza esta prohibida y vedada permanentemente.

Desnaturalizados y liberados

El procedimiento fue ejecutado por los oficiales y suboficiales de la Guardia Rural Los Pumas de la policía santafesina, que recorrían caminos vecinales y rurales y cuando intentaron chequear un vehículo en tránsito, el conductor hizo maniobras inequívocas de intentar eludirlo, hasta que finalmente fue perseguido y alcanzado, y cuando revisaron la caja del vehículo, secuestraron 9 mulitas y 5 peludos cazados y eviscerados, y otras cinco mulitas vivas. En presencia de testigos que transitaban por la zona fueron labradas las actas de infracción a la ley provincial N° 4830 sobre Caza y Pesca, y posteriormente las cinco mulitas vivas fueron liberadas, en tanto, las restantes fueron desnaturalizadas.

Legalidad

Informaron sobre la realización del procedimiento a la Jefatura de Guardia Rural Los Pumas, y éstos hicieron lo propio con la oficina de Caza y Pesca dependiente del Ministerio de la Producción.