Ayer, sobre el kilómetro 153 de la ruta provincial 1, a la altura de la ciudad de San Javier, oficiales de Gendarmería Nacional Argentina ejecutaron operaciones de Prevención Activa con chequeos selectivos de vehículos y de personas. En ese marco, detuvieron la marcha de una camioneta Toyota modelo Hilux en la que viajaban dos hombres en la que descubrieron y secuestraron cajas en las eran transportados 10 mil municiones de calibre 20 y una escopeta del mismo calibre en óptimas condiciones de conservación y de funcionamiento.

Chequeos

Un oficial le pidió al conductor que exhibiera la documentación exigible en estos casos, carné de conductor, tarjeta verde del vehículo, patentes, y luego procedieron a la requisa de la caja para observar que elementos eran transportados.

Allí quedó al descubierto una carga de cajas con municiones calibre 20 y una escopeta del mismo calibre. Entonces, al exigirles la documentación que avale el transporte de las municiones, los hombres dijeron no poseerla. Inmediatamente, el vehículo y la carga quedaron secuestrados y los hombres demorados.

Como consecuencia del resultado del procedimiento policial y luego de la redacción de las actas de procedimiento frente a testigos, los dos hombres, la camioneta y las cajas con la 10 mil municiones fueron llevadas a la Comisaría 1° de la Unidad Regional 14° departamento San Javier de la Policía de Santa Fe, y éstos informaron sobre el resultado del procedimiento a la fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Rosana Marcolín, que ordenó actuaciones para los dos hombres como presuntos infractores del artículo 189, inciso 3°, del Código Penal Argentino cuya pena podría ir de tres a seis años de prisión.