Ayer, a la 1.30 de la madrugada, en la intersección que forman las rutas provinciales 62 y la 80 "S", fueron ejecutados operativos de Prevención Activa con chequeos selectivos de personas y de vehículos, y detectaron que en una camioneta eran transportados 300 sábalos, tres surubíes y un dorado, sin medidas sanitarias y cadena de frío, como de acopio y comercialización, motivo por el que fueron secuestrados y desnaturalizados.

El procedimiento fue realizado por oficiales y suboficiales de Orden Público y de Cuerpos de la Unidad Regional 7 Garay en concordancia con operativos en conjunto con la Policía de Seguridad Vial y de la Guardia Rural Los Pumas, todos integrantes de la Policía de Santa Fe, y se labraron actas de procedimientos por la infracción a la ley provincial N° 12.212 de Manejo Sustentable de los Recursos Pesqueros, las especies fueron secuestradas y desnaturalizadas en su totalidad, y el procedimiento fue informado a la Oficina de Caza y Pesca del Ministerio de la Producción de Santa Fe.