La ejecución de numerosos procedimientos contra la depredación de la fauna ícticola en distintos parajes y cursos de agua del departamento Garay, arrojó como resultado inmediato el secuestro de 2.300 piezas de pescados de las especies, sábalos, surubíes pintados, dorados, bogas, tarangos o dientudos.

Labraron las seis actas correspondientes a cada uno de los procedimientos ejecutados en el paraje El Algarrobal en dos oportunidades y otras cuatro en El Leyes. La totalidad de los ejemplares fueron desnaturalizados por infringir el articulado de la ley provincial N° 12,.212 de Manejo Sustentable de los Recursos Pesqueros.

Prevención activa

Los procedimientos de prevención activa con chequeos selectivos de personas y embarcaciones fueron ejecutados por la Guardia Rural Los Pumas en embarcaciones de la fuerza de seguridad santafesina y durante patrullajes en cursos de agua del departamento Garay, en particular en los parajes conocidos como El Algarrobal y El Leyes.

La totalidad de pescados secuestrados y desnaturalizados fue de 2.342 piezas de las especies sábalos, surubíes pintados, dorados, bogas, tarangos o dientudos, los cuales está vedada su pesca, y quienes desarrollaban la actividad no contaban con licencia habilitante para la actividad desarrrollada.

Informaron la novedad sobre cada uno de los procedimientos ejecutados en la geografía del departamento Garay a la jefatura de la Guardia Rural Los Pumas de la Policía de Santa Fe. Estos hicieron lo propio con los funcionarios de la oficina de Caza y Pesca de la Secretaría del Sistema Hídrico, Forestal y Minero del Ministerio de la Producción santafesino, además de hacer constar la desnaturalización de las especies por no ser aptas para consumo humano, y con constancias del labrado de seis actas por infracción a la ley provincial N° 12.212 de Manejo Sustentable de los Recursos Pesqueros.