Este miércoles, alrededor de las 14.30, en el kilómetro 381 de la ruta nacional 34, se produjo un doble choque en el que una mujer que conducía un automóvil embistió la parte trasera de un camión con acoplado que transitaba en el mismo sentido, y posteriormente un camión embistió al auto desde atrás.

La conductora del automóvil de 35 años fue rescatada por policías de Seguridad Vial y de la Unidad Regional 13 San Cristóbal y bomberos voluntarios de la ciudad de Ceres. Luego fue trasladada a un centro médico de emergencias. los vehículos que participaron del accidente fueron removidos previa realización de los peritajes criminalísticos de rigor que fueron ejecutados por los agentes del área Científica de la Policía de Investigaciones (PDI).

Rescatada con vida

Con el operativo de seguridad en tránsito vehicular, policías y bomberos voluntarios lograron rescatar con vida a la conductora del automóvil VW modelo Suran con chapa patente UHF 371, que fue identificada como Valeria Barreto de 35 años, a la que extrajeron en medio de los hierros retorcidos del habitáculo. La mujer estaba consciente y presentabapolitraumatismos. Por ese motivo fue derivada por una ambulancia al hospital de la ciudad de Ceres, dónde fue recibida por los médicos de la Emergentología, le practicaron curaciones y la dejaron internada en observación.

Camioneros ilesos

Los camioneros involucrados en el doble choque resultaron ilesos y fueron identificados como Patricio Nicolás Pereyra de 33 años, conductor del camión Fiat Iveco patente NNF 663 y acoplado Crescente dominio NGS 474 y José Luis Ortatán de 54 años que guiaba el camión Scania modelo 112 con chapa SWT 783 y acoplado marca Bonano patente HDF 883.

Peritajes criminalísticos

Informaron la novedad sobre el doble choque que involucró a dos camiones y un automóvil chocado por delante y por detras con el rescate con vida de la conductora, a las Jefaturas de la Policía de Seguridad Vial y de la Unidad Regional 13 San Cristóbal, ambas de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con la fiscal en turno de la ciudad de San Cristóbal, que ordenó la realización de los peritajes criminalísticos, y concluídos éstos, la remoción de los vehículos involucrados y la normalización del tránsito vehicular, cuestión ocurrida a partir de las 17.