Este lunes el juez federal con sede en la ciudad de Reconquista, Aldo Alurralde, ordenó iniciar acciones contra el jefe de la Prefectura Naval Argentina con sede en Esquina, Corrientes, subprefecto Jorge Daniel Benítez, quien se negó a cumplir una orden para colaborar con pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe, en la realización de un allanamiento en la casa de un narcotraficante y detenerlo, con el agravante de que mediante exhorto judicial a su par de Corrientes, doctor Soto Dávila, el magistrado federal había solicitado la colaboración de los integrantes de la fuerza de seguridad nacional.

Incumplimiento de obligaciones

La reacción del magistrado federal Aldo Alurralde es por la negación de colaboración por parte del subprefecto Jorge Daniel Benítez, quien adujo que era necesario corroborar con el juez federal de Corrientes, Soto Dávila, el pedido de colaboración, y esta situación se demoró una hora y media, siendo que el exhorto había sido librado el día anterior, teniendo en cuenta la oportunidad y rapidez con la que debe procederse en estos casos para asegurar el resultado del allanamiento, en el que el sigilo y la sorpresa son elementos sustanciales para el éxito de la medida ordenada. Alurralde señaló a UNO Santa Fe que "son fuerzas federales, deben colaborar, esa es su obligación con la Justicia Federal. Si tuvieran dudas con respecto a cuestiones formales como la firma y el cargo, con solo comunicarse y corroborarlo se sale de las dudas, y eso debe ser inmediato. Prefectura Naval Argentina desconoció la orden de un juez federal".

Organización narcocriminal

Los allanamientos ordenados en Esquina, Corrientes, fueron como consecuencia de hechos similares para desmontar una organización narcocriminal que actuaba proveyendo drogas desde Esquina Corrientes a Romang, en la provincia de Santa Fe, y donde hubo detenidos el 18 de mayo. Aun así, arrestaron al narco R.P.P. y en su vivienda secuestraron teléfonos celulares, dinero en efectivo y un arma de fuego. Ese detenido fue indagado al igual que los integrantes de la banda criminal oriunda de Romang, en el departamento San Javier.