Policiales

"Tengo un ojo en compota", le avisó a los clientes con un cartel después que le robaran

Carina Luengo, una peluquera que vive en barrio candioti, fue víctima de un robo ayer en su local de Luciano Molinas, entre Necochea y Marcial Candioti. Forcejeó con el ladrón y en la pelea se lastimó un ojo. Aseguró que desde enero le robaron a todos los comercios de la zona y varias casas de familia. 

Miércoles 24 de Junio de 2015

Carina Luengo, una peluquera cordobesa radicada en Santa Fe hace cinco años, fue asaltada este martes pasadas las 7 de la tarde y en un forcejeo con el ladrón se golpeó un ojo y tuvo que ser atendida en el hospital Cullen."Entró un joven para cortarse el pelo y yo fui a buscar los elementos al fondo del local y cuando me doy vueltas lo veo encima mío. Ahí me pidió la plata y yo empecé a gritar y a forcejear. Me dijo que me encierre en el baño, pero yo me negaba, hasta que me empujó y golpee mi ojo con un caño de agua", comenzó relatando.

"Después cuando me quería levantar, el ladrón de unos 20 años, presionaba la puerta del lado de afuera para que no pudiera salir. Agarró una notebook que me había comprado ayer y se escapó del local. Yo lo seguí corriendo por la calle hasta Necochea y gritaba pero nadie me escuchaba, no había nadie en la calle porque ya empezaba a oscurecer y hacía mucho frío, pero en un momento se volvió, me esquivó corriendo para el lado de Marcial Candioti, agarró una moto que había estacionada cerca de mi negocio y se fugó", dijo Carina.

La mujer después llamó al 911, llegó la policía, hizo la denuncia en la comisaría tercera, fue al Cullen a que la revisaran y poco después volvió a su casa. 

Carina decidió poner un cartel en la puerta para avisarle a los clientes de la situación, "porque nadie se va a querer cortar hasta que se me pase", dijo indignada y con mucho miedo después de lo que le tocó vivir.

"Yo ya había tenido un robo a mano armada en otro local anterior, pero acá es la primera vez que me pasa. Justo ese día el local de comidas para llevar que está al lado de mi peluquería no abría, y el taller de motos que está enfrente ya había cerrado", dijo Carina. "Acá ya le robaron a todos los negocios de la zona, y a varias casas y departamentos por la zona en lo que va del año", dijo al mencionar la ola de inseguridad en el barrio Candioti.

¿Te gustó la nota?