Este martes, a las 3.50 de la madrugada, en calle Esquiú al 5900 del barrio Ludueña de la ciudad de Rosario, fue aprehendido un violento delincuente con un arma de guerra que intentó escaparse de los policías que lo persiguieron. El arma de guerra secuestrada es una pistola marca Bersa y calibre 40 (se trata de una 9 mm. chica) sin ninguna bala en su interior como en el cargador y evidente olor a pólvora.

Aprehensión

A las 3.30 de la madrugada de este martes, vecinos que viven en inmediaciones de Esquiú al 5900 del barrio Ludueña de Rosario, denunciaron a la central de emergencias 911, la presencia de delincuentes que se enfrentaron a balazos. El operador envió al lugar a cuatro oficiales y suboficiales en dos patrulleros del Comando Radioeléctrico para realizar una verificación en todo el sector, y cuando éstos llegaron sorprendieron a un joven que escapó corriendo con intenciones de ingresar a un pasillo lateral, pero fue aprehendido, y le secuestraron de la cintura una pistola marca Bersa y calibre 40 (se trata de una 9 mm. chica) sin ninguna bala en su interior como en el cargador y evidente olor a pólvora.

Portación de arma de guerra

Informaron la novedad sobre el resultado del procedimiento a la Jefatura de la Unidad Regional 2 Rosario de la Policía de Santa Fe, y al fiscal en turno del Flagrancia de Rosario, que ordenó que el aprehendido continuara privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa como presunto autor del delito de "portación de arma de guerra".