Policiales
Domingo 27 de Mayo de 2018

Tras agonizar dos días, murió un adolescente de 17 años herido en Bº San Lorenzo

Este domingo por la tarde falleció Alejandro Damián Ferreyra, quien fuera apuñalado el viernes en las populosas calles de ese barrio.

Este domingo, cuando promediaba la tarde, murió en la unidad de terapia intensiva del hospital José María Cullen, Alejandro Damián Ferreyra, de 17 años, quien ingresó herido de arma blanca el viernes 25 de mayo, a las 15.30, proveniente de la esquina de Hermanos Madeo y 3 de Febrero.

El joven fue recibido por los médicos de la Emergentología en el shockroom, quienes constataron que presentaba una herida de arma blanca profunda en el neumotórax. Fue compensado y derivado de urgencia a terapia intensiva. Oficiales y suboficiales de la policía capitalina como así también los pesquisas de la PDI, cuentan con la identidad del presunto asesino, que sería otro adolescente de la misma edad, también vecino del barrio.

Denuncia y asesino prófugo
El viernes, después de las 15, varios vecinos que viven en inmediaciones de 3 de Febrero y Hermanos Madeo, denunciaron a la central de emergencias 911, sobre un adolescente herido por otro joven de su edad.

La víctima, Alejandro Damián Ferreyra, de 17 años, fue llevado de urgencia al hospital José María Cullen, mientras los policías de la Subcomisaría 10ª, de la Comisaría 2ª y de la 2ª Inspectoría Zonal, con la identidad del presunto asesino –que sería otro adolescente de 17 años–, montaron un operativo en toda la zona pero, de acuerdo con versiones no confirmadas, algunos parientes habrían sacado al presunto matador con un auto particular y con rumbo desconocido, al punto que no fue visto por las calles de la populosa barriada.

Además, familiares de la víctima que dialogaron con la policía, dijeron que ambos menores estuvieron bebiendo juntos desde la noche del jueves, aunque aún se desconoce cuál fue el motivo de la agresión. Los pesquisas de la PDI fueron anoticiados sobre la gravedad de la agresión como del estado grave de la víctima, y en la escena del ataque fueron realizados los peritajes criminalísticos de rigor, y también respecto de la identidad del presunto asesino y su condición de prófugo.

Informaron la novedad sobre el fallecimiento de Ferreyra a las jefaturas de la Unidad Regional I La Capital de la Policía y estos hicieron lo propio con sus pares de la Policía de Investigaciones (PDI), que se abocaron a la investigación y esclarecimiento del caso previo anoticiar a los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, sobre el deceso del joven Ferreyra, sobre el que ordenaron trasladar el cadáver para la realización de la autopsia en la morgue judicial santafesina.