Este jueves, después de las 19, un delincuente de 19 años identificado como E.O.C. ingresó al hospital José María Cullen con una profunda puñalada en el abdomen como consecuencia de haber sido sorprendido por los vecinos de barrio San Martín después de asaltar a una mujer de 38 años. El ladrón herido recibió curaciones, le practicaron una tomografía, siendo su estado grave. Permanece internado en la unidad de terapia intensiva.

Los hechos ocurrieron antes de las 19, en adyacencias de Castelli y Estrada. Allí, dos delincuentes interceptaron el paso de una mujer de 38 años que iba a tomar un colectivo sobre la avenida Blas Parera y forcejearon con ella hasta derribarla al piso y robarle el teléfono celular.

Los aterrorizados gritos de la mujer no pasaron desapercibidos para los vecinos de la populosa barriada, que tomaron partido por la víctima y alcanzaron a retener a uno de los delincuentes, que era el acompañante del otro que se escapó en moto y a toda velocidad. El ladrón apresado fue golpeado y herido por los vecinos, hasta que finalmente fue entregado a oficiales y suboficiales del Comando Radioeléctrico capitalino, que convocaron a una ambulancia y trasladó al herido hasta el hospital José María Cullen, adonde quedó internado en estado delicado.

La mujer víctima del robo fue trasladada por los vecinos al hospital Mira y López, adonde recibió atención de los profesionales médicos, que constataron que presentaba traumatismo en la región dorsal, aunque de carácter leve.

Informaron la novedad sobre el resultado del procedimiento a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía. Estos hicieron lo propio con la fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Clelia Trossero, quien ordenó respecto del ladrón aprehendido y herido, que continúe privado de su libertad, que sea identificado y que tenga custodia mientras permanece internado, formándole causa como presunto autor del delito de "tentativa de robo".