Policiales

Tras una larga persecución, recuperaron un auto robado en una entradera

El vehículo era conducido por un joven que junto a otros dos habían asaltado una vivienda en barrio Villa María Selva. Hay una policía herida

Jueves 10 de Enero de 2019

Este jueves, alrededor de las 11.50, en 4 de Enero al 4400 en barrio Fomento 9 de Julio terminó una cinematográfica persecución que se había iniciado en la convergencia de las rutas nacional 168 y provincial 1 en jurisdicción de Colastiné.

En esa intersección las cámaras de vigilancia del 911 detectaron el tránsito de un automóvil Citroën modelo C3 blanco, que había sido robado en una entradera ocurrida en la madrugada en Alberdi al 6500 del barrio Villa María Selva.

Ante el alerta, dos agentes mujeres de la Brigada Motorizada persiguieron el vehículo hasta el centro de la ciudad donde el conductor del mismo embistió a una de ellas en 25 de Mayo e Hipólito Yrigoyen.

La mujer policía cayó de la moto, fue auxiliada y trasladada al Hospital Cullen. Los médicos de la Emergentología que la atendieron constataron que presentaba un fuerte golpe en la parte superior de su pierna derecha y la fractura de tres dedos de su mano izquierda. Recibió curaciones y quedó internada en observación.


En tanto, la persecución del maleante que huía a toda velocidad por las calles del macrocentro siguió por calle 4 de Enero hacia el norte, sin advertir que estaba siendo seguido por las cámaras de vigilancia del 911.

Otros efectivos se fueron sumando a la persecución hasta que el huidizo bandido terminó chocando un automóvil Peugeot 208 blanco estacionado en 4 de Enero al 4400. 


El final de la persecución tuvo como involuntarios testigos a los vecinos de la populosa Fomento 9 de Julio que vieron el desplazamiento de los patrulleros con las balizas y las sirenas encendidas hasta que el malhechor identificado como A. E. P. de 21 años,  finalmente se estrelló contra el automóvil.

La entradera
Este jueves a las 5.30 y tal como fue anticipado por UNO Santa Fe, tres jóvenes habían ingresado sin forzar las cerraduras a una vivienda ubicada en Alberdi al 6500. Allí, amordazaron a una mujer, su hija y su nieta. Sacaron alimentos y bebidas de la heladera e improvisaron "una picada". Después se robaron valiosos electrodomésticos y lo cargaron en el auto familiar, un Citroën modelo C3 blanco y huyeron.


Informaron la novedad a las jefaturas de la Unidad Regional I La Capital y de la Policía de Investigaciones (PDI), que hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación. Ahora, pesquisas de la PDI y de la Fiscalía, trabajan para dar con los dos cómplices del robo, los que todavía permanecen prófugos.

¿Te gustó la nota?