Tres jóvenes paraguayos de entre 16 y 18 años, dos de ellos hermanos, aparecieron asesinados el miércoles en una zona descampada de la localidad bonaerense de Monte Grande. Los tres jóvenes de nacionalidad paraguaya fueron baleados, apuñalados y cortados con vidrios en un ataque que, para los investigadores, tiene todas las características de un ajuste narco.