Un niño de ocho años resultó herido de gravedad al recibir un disparo accidental en el abdomen cuando su padre manipulaba un arma, en la localidad misionera de Wanda.

Fuentes policiales indicaron a Télam que alrededor de las 14.20 del domingo se presentó en la comisaría de Wanda Daniel C. (42), acompañado por su pareja, Liliana I. (26), manifestando que horas antes había herido a su hijo con un disparo de un rifle calibre 22.

Según su testimonio, el hombre se encontraba reparando el arma cuando se produjo el disparo accidental. El menor fue llevado inicialmente al Samic de Puerto Esperanza y posteriormente derivado al Samic de Eldorado, pero por la complejidad del cuadro se lo trasladó Hospital de Pediatría Dr. Fernando Barreyro, en Posadas, donde permanece internado en terapia intensiva con riesgo de vida.

En el último parte médico, difundido esta mañana, se informó que el niño fue "intervenido quirúrgicamente y luego pasó a sector de terapia intensiva, siendo su salud delicada".