Un joven de 24 años en Rosario, que consumió drogas la madrugada del viernes en una fiesta electrónica, está internado en estado grave en el Sanatorio Parque de dicha ciudad. El episodio se registró en el salón Metropolitano, donde con anterioridad se registraron casos similares, lo que obligó a la provincia a la creación de un protocolo de prevención.

Carlos Lovesio, jefe de terapia del centro asistencial, confirmó al Grupo América que el muchacho "hizo una ingesta de drogas de tipo anfetamínico", como consecuencia de la que "se produjo una falla multiorgánica lo que significa que este joven tiene compromiso encefálico, hepático, hematológico, renal. Se trata de un cuadro muy grave con mala evolución, seguramente".

Lovesio aseguró que la salud del paciente, quien llegó inconsciente derivado del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez y no salió de esa situación en ningún momento, está "sumamente comprometida" y que está alojado en el área de terapia intensiva con asistencia respiratoria y recibiendo diálisis en forma diaria.

"Es la primera vez en todos mis años de trabajo que veo un cuadro semejante por drogas", dijo Lovesio, al tiempo que aclaró que son pocos los pacientes que son atendidos en ese sanatorio por consumo de estupefacientes ya que en general son atendidos en los hospitales públicos.

"Encontramos anfetaminas en los análisis de laboratorio pero desconocemos en qué circunstancias las tomó, si estaba con alguien, si fue voluntario. Nosotros solamente estamos ocupados en brindarle toda la asistencia necesaria", detalló el profesional.

"Tal cual indica el protocolo, que fue creado por decreto del gobernador de la provincia y tiene su réplica en la Municipalidad de Rosario, para este tipo de eventos hay un operativo de prevención, que en este caso, contemplaba tres ambulancias, cinco paramédicos, cinco puestos de hidratación y unos 36 efectivos de la policía", señaló el titular del área de Control de la Municipalidad, Guillermo Turrín.