Un joven de 15 años disparó con una escopeta calibre 16 a su padre en el rostro dejándolo en grave estado, el adulto fue trasladado al hospital Cullen en donde se encuentra en estado crítico.

Desde el nosocomio confirmaron que el hombre de 45 años respira con asistencia mecánica y presenta lesiones en cráneo y cara, indicó el diario La Opinión.

El hecho de violencia se registró ayer en la ciudad de Rafaela y se dio a conocer luego de que el menor se presentara voluntariamente en la Subcomisaría 1ª. Hasta ese momento bajo la idea de que había dado muerte a su progenitor.

Tras recibir la denuncia el personal policial se acercó a la vivienda ubicada en el barrio Monseñor Zaspe de dicha ciudad. Allí se encontraron con un cuadro espeluznante con grandes rastros de sangre en la vivienda.

El testimonio del menor dejó en evidencia un cuadro de violencia familiar importante, dado que el chico de 15 años aseguró que le había disparado a su padre para defender a su madre de las agresiones que este le prodigaba.

Personal policial secuestró el arma con la que el joven efectuó los disparos, una escopeta calibre 16 y un cartucho servido, también se incautó un rifle de aire comprimido.

Mientras se esclarecen los hechos, el menor quedó en guarda de su abuelo materno.