Policiales
Martes 15 de Mayo de 2018

Un milagro: le pegaron 13 balazos y sobrevivió

La emboscada a un joven de 21 años ocurrió en barrio Las Lomas. La víctima tiene heridas en ambos brazos, con los que se cubrió. Los atacantes serían "Martincho" y "El Chachi".

Este martes, antes de las 17, en Boneo al 5600 en barrio Las Lomas, Jorge Nicolás Vega, de 21 años, regresaba a su vivienda cuando lo emboscaron dos sujetos a la vuelta de la esquina con armas en la mano y le descerrajaron balazos a mansalva. Como consecuencia de los disparos, los vecinos de la populosa barriada salieron a ver qué estaba pasando y se encontraron con el muchacho tirado en la calle, inmóvil y completamente ensangrentado, aunque también lograron ver a los dos sicarios corriendo y los lograron reconocer, ya que viven por la zona.
Embed

Vive tras 13 balazos
Vega ensangrentado, minutos después fue trasladado de urgencia hasta el hospital Mira y López, donde fue recibido por la médica de guardia. Las heridas constatadas fueron en la zona torácica sin salida, en la mano izquierda con orificio de entrada y sin salida, en el muslo de la pierna izquierda con orificio de salida, dos impactos en el antebrazo izquierdo con un solo orificio de salida, dos de bala en el antebrazo derecho ambos con orificios de salida. El estado de la víctima es delicado, y lo derivaron al hospital José María Cullen, adonde recibió curaciones, fue compensado y transfundido, y cuenta con asistencia respiratoria mecánica.

Los testigos hablaron con los uniformados y contaron que los dos que dispararon contra Vega y que escaparon corriendo cuando lo dieron por muerto son conocidos como "El Chachi" y "Martincho". Los efectivos hicieron un operativo para dar con los autores de la tentativa de homicidio, los que siguen prófugos.

Informaron la novedad a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, los que ordenaron la realización de los peritajes criminalísticos en el lugar de la tentativa de asesinato, como así la búsqueda de los atacantes.