Judiciales
Martes 19 de Septiembre de 2017

Un móvil investigado por el fraude al D4 estaba asignado a la custodia del gobernador

Así lo indicó esta mañana el fiscal que investiga el caso, Roberto Apullán, quien brindó nuevos detalles en torno al caso que tiene a tres jefes policiales y cinco civiles involucrados.

La causa que investiga el fraude al Departamento de Logística (D4) de la Jefatura policial no deja de sumar aristas y sorpresas. Esta mañana, el fiscal que investiga el caso, Roberto Apullán, confirmó en rueda de prensa que uno de los móviles policiales que fueron utilizados para cometer el ardid estaba designado para la custodia del gobernador.

A su vez, el funcionario del Ministerio Público de la Acusación explicó que el mantenimiento de ese móvil "era ajeno a la competencia del D4, de la Habilitación, de la Jefatura de la Policía y yo diría que hasta del Ministerio de Seguridad".

• LEER MÁS: Fraude al D4: imputaron a los ocho involucrados por estafar al Estado por 96 mil pesos

En tanto, agregó que "su mantenimiento era competencia de la Dirección de Movilidad, que es una dependencia que está fuera de la fuerza". Los dichos del fiscal se dieron en el marco de una conferencia de prensa desarrollada en la sede de la Fiscalía Regional 1, luego de una audiencia que duró más de diez horas y que culminó en la madrugada del martes.

Apullán destacó además que otro de los móviles policiales que figuraba como reparado pero que en realidad estaba en desuso era un colectivo –muy antiguo– que durante años se encontró estacionado fuera de la propia Unidad Regional I.

• LEER MÁS: Fraude al D4: confirmaron la prisión domiciliaria para el exjefe de la Policía Rafael Grau

La causa investiga un ardid establecido, en 2016, a partir del arreglo de unidades móviles que debían ser reparadas pero que nunca pasaban por ninguno de los talleres que facturaban los servicios prestados.

Un testigo arrepentido

En cuanto a la audiencia –la cual se desarrolló a puertas cerradas en la Sala I de Tribunales–, Apullán indicó que el imputado –Facundo Testi– que prestó declaración ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sergio Carraro, explicó cómo era la maniobra que involucra hasta al exjefe de la Policía provincial, Rafael Grau.

"Comenzó diciendo que él armó el negocio y lo presentó a la policía", contó el fiscal sobre lo que declaró el imputado. En tanto, agregó que el mismo "dio detalles sobre los roles de cada una de las personas y hasta habló del porcentaje de coima que le daba a uno de los funcionarios policiales".
"Insisto, esto lo dijo, no en una entrevista, no ante el fiscal, sino en una audiencia con plena validez para sostener el debate", explicó Apullán. "Habló de un porcentaje exacto de la coima que le daba a los funcionarios policiales", aseguró.


Medidas cautelares

La causa tiene por el momento a tres personas bajo la medida cautelar de prisión domiciliaria: Rafael Grau (54) –exjefe de la Policía provincial–, José María Leiva (50) –exjefe del D4– y Facundo Testi (40), sindicado como el cabecilla de la organización que defraudó por 96.000 pesos al Estado, aunque se estima que el monto sería mayor.

Por su parte, irá a la cárcel de manera preventiva Ariel Villanueva, el efectivo policial al cual se le secuestró en uno de los allanamientos una suma total de 900.000 pesos, 60.000 dólares y cientos de euros.

Por último, el dictamen judicial ordenado por el juez Sergio Carraro dispuso como medidas sujetas al proceso judicial, la libertad para los otros imputados en la causa: Andrés Soto (39), Rodrigo Ruiz (28), Noelia Viscari (39) y Artemio Viscari (41).