Policiales
Viernes 08 de Junio de 2018

Una amiga de Nahir reconoció que le pegó a Fernando Pastorizzo

Se trata de Sol Martínez, a quien Pastorizzo señaló como quien colaboró con Galarza para golpearlo a la salida de un boliche, cuatro días antes del asesinato.

En la tercera audiencia del juicio a Nahir Galarza por el crimen de su novio, Fernando Pastorizo, en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, una amiga de la joven reconoció que llegó a golpear a la víctima.


Se trata de Sol Martínez, a quien Pastorizzo señaló como quien colaboró con Galarza para golpearlo a la salida de un boliche.


El testimonio se considera clave porque se esperaba que Martínez, brinde detalles que podrían ilustrar sobre las motivaciones del crimen.


• LEER MÁS: La tormentosa relación de Fernando y Nahir, en los relatos de sus amigos


En la segunda audiencia se había escuchado testimonios de allegados a Pastorizzo que indicaron que el joven relató por medio de mensajes de whatsapp como había sido golpeado por las jóvenes en el interior de la casa de los Galarza el 25 de diciembre por la mañana, cuatro días antes del ser ultimado a balazos por Nahir.


De acuerdo con el Diario El Día de Gualeguaychú, tras el crimen Martínez fue apuntada por allegados a la víctima y decidió marcharse de la ciudad, mientras que el 5 de enero publicó un posteo en la red social Twitter en el que se despega de Galarza.


"Es lamentable pero es la verdad, estaba con una asesina y no me daba cuenta. Si realmente están pensando que fui cómplice o que sabía que esa mina estaba así están errados", sostuvo en su tuit.


LEER MÁS: Una amiga de Fernando Pastorizzo declaró que Nahir Galarza amenazaba con suicidarse si él la dejaba


"Vengo a dar la cara porque no soy ninguna hdp, con Fernando discutí adentro del boliche donde él me agarró del brazo y yo le di una piña. No tuve ninguna relación más con él después de eso.


Ahora ¿soy la culpable también de que Nahir estaba loca? Por favor gente", añadió por el mismo medio.


El crimen de Fernando Pastorizzo, de 20 años, ocurrió el 29 de diciembre último alrededor de las 5:00 y Galarza confesó horas más tarde haber sido la autora de los disparos.


La joven dijo que la agresión fue cometida con el arma reglamentaria de su padre que es efectivo de la Policía de la provincia de Entre Ríos.


Sin embargo, en una segunda declaración ante el fiscal, cambió la orientación del relato y aseguró que había accionado el arma en forma accidental en un contexto de violencia de género.