Policiales
Martes 31 de Octubre de 2017

Una balacera en Santa Rosa de Lima dejó tres muchachos heridos

A las 13.30 balearon por la espalda a Leonardo Micucci, de 24 años, y a las 16.30 a sus dos primos: Luciano recibió un tiro en el cráneo y Nelson, en una pierna

Este martes, a las 13.30, ingresó herido al Hospital Cullen, Leonardo David Micucci de 24 años, con un impacto de bala en la espalda y sin orificio de salida. Había sido trasladado desde las populosas calles de barrio Santa Rosa de Lima por un vecino en su auto.
Luego, a las 16.30, arribaron baleados y a bordo de una moto, dos familiares del primer herido, Luciano Micucci de 23 años y su hermano Nelson Micucci de 20. El primero de ellos presentaba una herida de bala en la cabeza, aunque no había perdido el conocimiento; Nelson tenía un tiro en el muslo de la pierna izquierda.

Los tres heridos fueron asistidos por médicos de Emergentología en el shockroom para pacientes en estado crítico del Hospital Cullen, recibieron curaciones y en el caso del baleado en el cráneo fue sometido a tomografía, aunque en opinión de los profesionales que los atendieron, ninguno corría peligro de muerte.

¿Qué pasó?
Los vecinos que residen cerca de Azopardo y Pasaje Liniers llamaron al 911, y al lugar llegaron efectivos de Orden Público y de Cuerpos, que inmediatamente se abocaron a investigar para poder detener a los autores de la agresión a Leonardo David Micucci de 24 años.

Pero, por causas que son materia de investigación, los primos de Micucci, Luciano y Nelson, se acercaron hasta una vivienda del extremo oeste de barrio porque presumieron quién podría ser el autor de los disparos y fueron recibidos a balazos y también terminaron heridos. Luciano en el cráneo, y Nelson en el muslo de una pierna. Ambos fueron en una motocicleta al Cullen, adonde los atendieron y los dejaron internados.

Luego, los uniformados que estaban de patrullaje en el suroeste de la ciudad, hicieron intensas batidas en todo el sector y, aunque no hubo detenidos, los agentes cuentan con la presunta identidad del agresor de los muchachos Micucci, aunque todavía se ignora la razón del cruento ataque.