Una estudiante de 18 años, en viaje de egresados en Bariloche, fue encontrada muerta ayer por la mañana en su habitación del hotel en el que se hospedaba junto a sus demás compañeros. La chica, oriunda de Buenos Aires, estaba en la ciudad desde el martes pasado y, padecía de epilepsia, por lo cual viajaba con un certificado especial para su caso y recibió seguimiento médico a su llegada a Bariloche. La joven fue identificada como Rocío Garrido, fue encontrada sin vida en su habitación del hotel céntrico de la ciudad. Según el portal Bariloche Digital, la joven había concurrido a un boliche, pero en la mitad de la madrugada se retiró al hotel porque se sentía cansada.

Según relataron sus amigos, la joven no venía presentando problemas de salud, al menos no evidentes. Participó de las típicas excursiones y paseos junto al resto de su clase sin mostrar problemas. Ayer por la noche se sumó a los demás en una noche de disco aunque se retiró temprano porque se sentía cansada. Otro comportamiento que quienes la conocían indican como normal en ella. Se fue a la cama alrededor de las 2 de la madrugada. Los epilépticos tienen muy restringido el alcohol.

Ayer a la mañana una madre que integra el grupo de apoderados del curso acudió a su habitación en el Hotel Las Piedras, en el centro de Bariloche, y cuando intentó despertarla descubrió que no respondía y tampoco tenía signos vitales.

Según se supo, a su arribo a Bariloche la chica fue recibida por un equipo médico en el aeropuerto mismo, puesto que su situación requería un seguimiento periódico. La menor también habría estado medicada, algo que es casi de rigor en quienes padecen epilepsia.

El fiscal de feria Guillermo Lista ordenó una autopsia con el propósito de establecer las causas de su fallecimiento. Mientras, los coordinadores de los chicos pidieron a las autoridades locales el asesoramiento de un grupo de psicólogos para que contengan a los menores durante las próximas horas. Algunos de ellos estarían especialmente afectados por la muerte de su amiga.